Beber agua filtrada tiene muchos beneficios para la salud humana y los dispensadores cada día ofrecen una mejor calidad en la purificación del agua, sin embargo, una cosa que muchas personas pasan por alto es la necesidad de realizar el cambio de los filtros de agua para garantizar un producto realmente cristalino y seguro para el consumo humano. Por esta razón, en esta nota vamos a responder algunas de las dudas comunes sobre este proceso.

¿Por qué es importante cambiar los filtros?

 

Cambiar los filtros en los dispensadores de agua es importante porque de ellos depende el funcionamiento de todo el aparato.

De hecho, se podría decir que son el corazón de cualquier dispositivo de purificación. Debido a que cumplen la función de filtrar partículas sólidas, microrganismos, olores, sabores y todo lo que pueda afectar la calidad del agua, su vida útil no es eterna.

Después de cierto tiempo, su trabajo en la purificación no es tan bueno y el agua puede salir con impurezas. Esto no solo afecta al funcionamiento del purificador de agua, sino que puede poner en riesgo la salud de las personas que se abastecen de ella, exponiéndolas a enfermedades gastrointestinales y al contagio de bacterias presentes en el agua.

¿Cada cuánto cambiar los filtros de agua?

Un filtro de agua con un buen uso tiene una vida útil de 12 meses, sin embargo, si vives en una zona en donde la calidad del agua que llega mediante la red pública de abastecimiento no es tan buena, lo recomendable es cambiarlos en un menor período de tiempo. Esto, con el fin de evitar enfermedades y daños al dispositivo.

¿Cómo hacer el cambio de filtros?

Los cambios de filtro dependen del dispositivo con el que cuentes. Para hacer un cambio en nuestros dispensadores de agua para oficinas, hogares y empresas, primero debes cortar el suministro de agua del dispositivo mediante el acople con la llave que viene con el equipo.

Luego, debes soltar cada filtro de tipo bayoneta girándolo en contra de las manecillas del reloj. Para colocar el nuevo filtro, solo debes girarlo en sentido de las manecillas.

Recuerda que no necesitas usar ninguna herramienta para realizar este procedimiento, con tus manos será suficiente para cambiar los filtros de agua en tu purificador.

¿Cómo conservar el dispensador o purificador en buen estado?

Para mantener tu dispensador o purificador en buen estado debes saber que el buen uso disminuye la necesidad de mantenimiento. Si haces un buen manejo del dispositivo no tendrás que recurrir a mucho mantenimiento.

Lo que sí debes hacer es limpiar con regularidad el equipo con un paño húmedo por toda la superficie exterior. Recuerda que el polvo puede estropear hasta el electrodoméstico más resistente.

Adicionalmente, es importante que desocupes todos los días la bandeja de goteo o trampa de agua. Para hacerlo, solo debes retirarla halando hacia arriba. Una vez la desocupes y la limpies debidamente, puedes volverla a colocar.

Recuerda que si tu dispositivo está ubicado en una oficina y no se utiliza las 24 horas del día, es importante que lo apagues para disminuir el consumo de agua y alargar la vida útil del equipo. Si no hay personas trabajando, no es necesario que se enfríe o caliente el agua.

En general, es poco probable que tu equipo requiera de un mantenimiento especializado. Por eso, darle un buen uso y cambiar los filtros con la regularidad debida será esencial para evitar gastos de más y dolores de cabeza.

Ahora que conoces cuál es el mantenimiento de los dispensadores de agua y por qué es importante cambiar los filtros de agua, ¿qué esperas para adquirir tu equipo? En Sin Botellón contamos con dispensadores y purificadores de diversos tamaños y con diferentes capacidades para satisfacer todas las necesidades de hidratación de hogares, empresas, locales u oficinas. Contáctanos y solicita ya el tuyo.

Otras Noticias